La Palabra de Dios

La Palabra
 ¿Qué hace la Palabra de Dios?

La infalible revelacion

La Biblia es la Palabra de Dios, esto es, la comunicación de Dios al hombre. Es la única revelación confiable e inefable de los pensamientos e intenciones de Dios hacia el hombre. Con esto como premisa podemos adelantarnos y ver qué nos dice la palabra de Dios. Referencias: 2 Timoteo 3:16-17

Libro de pactos

El entender la Palabra de Dios viene de darse uno cuenta que la Biblia es un libro de pactos o acuerdos. Uno es el Antiguo Pacto, el anterior. El segundo es el Nuevo Pacto, el presente pacto que Dios ofrece al hombre. Entendiendo que la Palabra de Dios revela su pacto, es importante entender que nos dice la Biblia.  Referencias: Hebreos 8:13 (Hebreos es importante en la explicación de el contraste de el Antiguo y el Nuevo Testamento)

Conduce al compañerismo con Dios

La Palabra de Dios y conceptos que revela, están diseñados para llevarnos a entender acerca de Dios y sus caminos, y a tener compañerismo con El. Referencias: 1 Juan 1:1-3.

Eventos seleccionados cuidadosamente

Mucho más pudiera haberse escrito sobre Jesús o sobre los eventos y personas que aparecen en la Biblia, pero Dios escogió cuidadosamente a ciertas personas, circunstancias y eventos para ser colocados en Su Palabra y así darse a conocer El mismo y Su verdad a nosotros. Referencias: Juan 21:25.

Base de toda creencia

Las personas caen en error y aceptan mentiras por no conocer las Escrituras o el poder de Dios (el cual se enseña en la Escritura). La Palabra de Dios es un patrón cierto y absoluto sobre el cual debemos edificar nuestras creencias acerca de Dios, el hombre, el mundo, la realidad, nosotros, y cualquier otra cosa perteneciente a la vida y a la piedad. Estudiada y aplicada con propiedad, la Palabra de Dios está diseñada para cambiar nuestras actitudes, creencias y por último, nuestro carácter. Referencias: 2 Pedro 1:3-4; Mateo 22:29

Equipa

La Palabra de Dios revela el plan de salvación del hombre, enseña verdad, desaprueba el pecado y la mentira , corrige el error sutil, y muestra que es vivir rectamente. Conociendo y obedeciendo la Palabra de Dios el hombre de Dios es equipado para toda su tarea. Referencias: 2 Timoteo 3:15-17

Advierte y da esperanza

La Palabra de Dios fue escrita para advertirnos de las trampas del pecado y la naturaleza humana, pero también para darnos alivio y esperanza; la esperanza basada en la Palabra de Dios produce una motivación imperecedera. Referencias: Romanos 15:4; 1 Corintios 10:6-11.

Certeza de las promesas de Dios

Incluso Jesús estuvo atado por la Escritura, revelando así la certeza de los mandamientos y promesas de la Biblia; como también la certeza del pacto de Dios. Referencias: Mateo 26:24

Santifica

La Palabra de Dios nos santifica (nos hace santos y nos separa del mundo para Dios), desde el momento que la oímos y alineamos nuestras vidas con su verdad. Referencias: Juan 15:3; Juan 17:17.

Viva y poderosa

La Palabra de Dios es viva y poderosa, juzga y escudriña los pensamientos y motivos de nuestros corazones, y discierne que es espíritu y que es alma. Hace esto cuando la oímos, estudiamos, oramos y la obedecemos. Referencias: Hebreos 4:12.