El propósito de Dios (PARTE II)

humano proposito
Propósitos humanos

Cuando se llega al fin de la vida, los propósitos humanos no importan cuán nobles sean, están directamente opuestos al propósito de Dios. Ejemplos de propósitos humanos pueden ser: tener éxito, ser feliz, alcanzar gran riqueza, gozar la vida, alcanzar un status social importante, ganar poder, poder servir a la humanidad, o desarrollarse completamente como persona. Los propósitos humanos están centrados en el hombre y su final es
exaltar al hombre. El propósito de Dios se centra y está dirigido directamente sobre El. Solamente al estar directamente relacionado con el propósito de Dios es que el hombre encuentra su lugar correcto en el universo.

Preguntas:

Dé algunos ejemplos específicos de propósitos humanos que parecen buenos y que sin embargo no glorifican a Dios sino al hombre.

Citas Biblicas:

– “No que la haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús”. Fil 3:12
– ver Fil. 3:4-8

Propósitos menores

Una tendencia común entre los cristianos es abrazar algunos propósitos diferentes del propósito de Dios como se ha establecido antes. Tales propósitos pueden ser: evangelizar al
mundo, llegar a una santidad personal, producir la unidad de la iglesia, ser un hombre de fe, tener una vida familiar completa, etc. Cada una de estas son metas escrituralmente importantes, pero no son el fin y el propósito primordial de Dios. Un propósito es el motivo básico o la razón de lo que hace. Las metas son simplemente medios a través de los cuales el propósito es realizado; un medio no es un fin. Sin el propósito de Dios claramente establecido como la motivación base y la guía de mando, tales metas tendrán solamente un significado temporal. Recuerde: el propósito debe ser establecido primero. y luego las metas específicas para alcanzar el propósito que se ha determinado.

Preguntas:

¿Por qué es importante diferenciar entre glorificar a Dios como nuestro propósito y otras enseñanzas escriturales como nuestras metas?

Citas biblicas:

– “Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundáis más y más.” 1 Tesalonicenses. 4:1

Propósito de Dios en la iglesia actual

Dios desea ser glorificado en nuestra vida y en nuestra muerte, en todo lo que nosotros hagamos. La reconciliación con Dios es el primer paso que nosotros tomamos al entrar en línea con el propósito de Dios. Jesucristo es el puente de reconciliación con Dios. Solamente a través de la fe en Jesús y al vivir con El. Dios va a ser glorificado en nosotros. En esta iglesia actual, el propósito de Dios es únicamente realizado mientras nosotros individual y corporalmente buscamos exaltar a Jesucristo.

Pregunta:

¿Qué lugar le da la Escritura a Jesucristo en el plan eterno de Dios?

Citas biblicas:

–  “ El es antes de todas las cosas, y todas las cosas en El subsisten, y El es la cabeza del cuerpo que es la Iglesia; el que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia”. Col. 1:17-18.
–  “…para que el Nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros y vosotros en El, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo.” 2 Tesalonicenses. 1:12
–  Otras referencias: Fil. 1:20, 2:9-11; Heb:1:2-3.

Estableciendo el propósito de Dios en su vida

Es importante que tome pasos positivos y definidos para establecer el propósito de Dios en su vida. Primero, estudie cuidadosamente la Escritura a fin de que entienda el propósito de Dios. Solamente por esta clase de estudio cuidadoso podrá usted estar capacitado para actuar con su convicción personal. Con ayuda del Espíritu Santo examine sus motivos y deseos. ¿Se alinean ellos con el propósito de Dios? ¿Están ellos directamente relacionados con el propósito de Dios, o solamente conectados vagamente con él? A través del estudio, meditación y oración, comience a plantar el propósito de Dios como su deseo dominante en la vida. Permítale colorear e influenciar todas las cosas que piensa y hace.

Pregunta:
¿Qué puede hacer usted para plantar el propósito de Dios en su corazón?

Cita biblica:
– “…o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria
de Dios”. 1 Co. 10:31