El poder de la lengua

Muchos cristianos no están alertas al tremendo poder de la lengua. “Muerte y vida”, la Biblia revela, “están en poder de la lengua” (Prov. 18:21). Mientras aprendemos a usar el poder de la lengua para hablar y confesar la verdad de la Palabra de Dios lo que nosotros confesemos con nuestras bocas influenciará el resultado de cada día y toda nuestra vida. Dé alguna ilustración de su propia experiencia de cómo usted ha visto a la lengua producir resultados negativos o dañinos. ¿Usted alguna vez ha conocido a alguna persona que ha sido dramáticamente influenciada por la manera en la que ellos hablan acerca de sí mismos y de sus circunstancias? 

La confesión audaz

Nuestra respuesta natural a un día cuando el tiempo está malo o nuestros sentimientos están de bajón sería confesar: “De cierto parece un día desdichado este. ¿Por qué tendría que ser este otro día triste?” (Como resultado de nuestra creencia y confesión negativa nuestra experiencia de ese día se alineará a nuestra confesión). Los principios de fe y la confesión audaz, sin embargo, nos permiten ver ese mismo día (y cada día) como Dios lo hace: “Este es el día que el Señor ha hecho”, podemos atrevidamente confesar. “Me regocijaré y alegraré en él”. (Sal. 118:24). Al aplicar la confesión audaz así, cada día puede ser lleno de bendición, abundancia, prosperidad, lecciones por aprender, sabiduría que ganar y oportunidades para glorificar a Dios.

“El hombre será saciado de bien del fruto de su boca…” Prov. 12:14

“Del fruto de su boca el hombre comerá el bien…” Prov. 13:2

“El corazón del justo piensa para responder; más la boca de los impíos derrama malas cosas…” Prov. 15:28

Se trata de tener Fe

Frecuentemente las circunstancias físicas; sentimientos personales o ideas naturales serán contrarios a la verdad que estamos creyendo y confesando de la Palabra de Dios. Debemos darnos cuenta de que las cosas que verdaderamente creemos de la Palabra de Dios llegan a ser realidad en el momento de creerlas aunque algún tiempo tenga que pasar antes de que la promesa de Dios llegue a ser visible a nuestros ojos. Debemos aprender a no poner nuestra fe en “hechos” visibles o en sentimientos presentes sino en la irrevocable verdad de la Palabra de Dios. En la medida en que confesamos la verdad de Dios acerca de nosotros v de nuestras circunstancias diarias, descubriremos que incluso las circunstancias más adversas eventualmente cambiarán ~ las promesas de Dios siempre se cumplirán.

¿Por qué es el tiempo un factor importante en el proceso de hacerse realidad la verdad en nuestra vida?

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Hebreos 11:1

“:..Porque por fe andamos, no por vista…” 2 Corintios. 5:7

Una precaución

Una vida consistente de oración es esencial para el desarrollo de nuestra fe. A través de la oración no sólo mantenemos una óptima relación con Dios, sino que crecemos en nuestra sensibilidad a Su Espíritu y en nuestra conciencia de Su voluntad en nuestras vidas. Las actitudes y, respuestas que Dios desea que tengamos van a ser frecuentemente reveladas a nosotros a través de la oración. Los principios de los Cuadros de Fe y de la confesión audaz deben ser siempre aplicados con una sensibilidad de oración a Dios y con la guianza de Su Espíritu. Debemos siempre acercarnos a la Palabra de Dios con esta actitud: “Padre, que tu corazón me hable ahora. Permíteme conocer tu deseo para mi vida en este tiempo”. Sin esta actitud y entendimiento una persona puede trágicamente abusar de los principios de fe. Por ejemplo: “Padre, Tú dices en Tu Palabra que deseas que yo prospere, así que voy, a empezar a verme a mí mismo con un nuevo Mercedes y una casa de 5 cuartos y….” Este particular Cuadro de Fe, sin embargo, puede no tener nada que ver con la voluntad de Dios para esa persona. Nuestros Cuadros de Fe deben ser siempre basados en la Palabra de Dios y usados en armonía con su voluntad para nuestras vidas. Nunca debemos ser motivados por propósitos egoístas o pecaminosos. Tales ambiciones egoístas -sin importar cuán positivas o valiosas parezcan ser- siempre nos dejarán insatisfechos.’

Continuando en La Palabra

Una clave importante para moverse hacia la completa madurez en Cristo es un estudio y aplicación continua de la Palabra de Dios. Desafortunadamente, muchos creyentes abandonan la lectura de la Palabra en algún punto de su Bibliacrecimiento espiritual creyendo que ya han adquirido suficientes conocimientos para triunfar en la vida cristiana. Este es un trágico error. Aún cuando se establezca el hábito de la lectura bíblica, ésta debe ir más allá de un simple devocional. Cada vez que abrimos la Palabra de Dios debemos estar abiertos a experimentarla como una fresca y viva revelación del corazón de Dios para nosotros. A fin de que la visión y el plan de Dios sea completado en nuestras vidas, nosotros debemos continuar estudiando v meditando en Su Palabra, aplicándola de corazón a nuestras circunstancias presentes, y constantemente refiriéndonos a ella como nuestro cuadro de referencia absoluto

¿Por qué piensa usted que un cristiano maduro debería descontinuar la lectura de la Palabra de Dios? Liste las razones por qué una exposición y estudio continuo a la Palabra de Dios es esencial si nuestras vidas se van a mover hacia adelante a cumplir el plan de Dios.

“Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” Juan.8:31-32

Meditar sobre la Palabra de Dios es esencial para el éxito en la vida del cristiano. Es esencial para el establecimiento de una firme identidad espiritual y para la realización de cualquier tarea que Dios nos pone delante. Una definición podría ser: “Pensamiento profundo y continuo; reflexión; rumiar” Como una vaca que mastica su bolo alimenticio, el cristiano debe permitirle a la Palabra de Dios agitarse una y otra vez dentro de su mente. Cuando se hace esto con una actitud abierta y receptiva, la meditación causará en nosotros un profundo entendimiento de la Palabra de Dios y no solamente un conocimiento intelectual Es un paso vital convertir el conocimiento intelectual a una experiencia de corazón, y esto nos prepara para expresar en nuestras vidas las verdades y conceptos en las cuales estamos meditando. A través de la meditación somos capaces no sólo de pensar como Dios piensa, sino de actuar como El actúa.

Compañerismo

team-386673_1280La importancia de mantener y desarrollar relaciones en el Señor con otros cristianos comprometidos es vital para nuestro crecimiento espiritual y nuestro aprendizaje de la Palabra de Dios.Para desarrollar nuestra fe necesitamos el ánimo y la ayuda de nuestros hermanos y hermanas. Es por esto, que debemos hacer un esfuerzo consciente para rodearnos con aquellos que entienden y practican los principios de fe. Este continuo envolvimiento en el cuerpo será a la vez una protección contra las distracciones dañinas y un catalizador para el crecimiento.