Cielo/Infierno

¿Qué es el cielo?

1. La morada de Dios

El cielo es el santuario de Dios, el lugar de su trono. La Escritura revela que Dios no está dentro de la creación, sino fuera de ella, habiendo existido antes de todas las cosas. Como el Creador increado, Dios hizo el universo y todo lo que el contiene. Aunque el universo tiene una duración de vida después de la cual morirá, Dios continuará por siempre inmutable, habitando en Su cielo mas allá de este universo temporal.  Referencias: Nehemías 9:6; Hebreos 1:10-12; Génesis 1:1 Salmo 90:2

2. Nuestro futuro hogar

Además de ser el santuario de Dios, el cielo también está diseñado para ser nuestro hogar en la eternidad Es un país; una ciudad; y un paraíso. Referencias: Hebreos 11:6; Apocalipsis 2:7

 

El cielo, una descripcion

1. ¿Quienes estarán en el cielo?

La población del cielo incluirá ángeles, los escritos en el Libro de la Vida, Dios el Padre, el Espíritu Santo, los santos del Antiguo Testamento, y Jesucristo, nada ni nadie malvado vivirá allí.   Referencias: Hebreos 12:22-24; Apocalipsis 21:27

2. ¿Cómo sera la vida alli?

a. Dios estará allí viviendo con los santos y ellos mirarán su cara (Apocalipsis 21:3-4)

b. Los santos servirán a Dios como sacerdotes (Apocalipsis 22:3-4)

c. Hombres de todas las naciones estarán allí (Mateo 8:11)

d. Habrá gran gozo (Juan 16:22)

e. Los santos estarán llenos de gloria, la perfección manifiesta del carácter de Dios (Colosenses 3:4)

f. No habrá matrimonio. El amor no estará más limitado a las familias, sino que será como el amor de Dios (Lucas 20:35)

g. No habrá preocupación, hambre, ni sed (Apocalipsis 7:16-17)

h. No habrá tristeza, ni dolor (Apocalipsis 21:4)

 

Infierno

1. Seol

El Seol era el nombre del Antiguo Testamento para el lugar a donde iban las almas después de morir. Era un lugar de tormento para algunos, y sólo un lugar “temporal” para otros. Después de la crucifixión, Jesús descendió al Seol para liberar a los justos que habían sido retenidos allí. En el Nuevo Testamento al referirse al Seol lo hace como Hades.  Referencias: Lucas 16:19-31.

2. El lago de fuego

Es el lugar donde los que sean rechazados por Dios en el juicio final vivirán por la eternidad. Era un lugar diseñado originalmente para Satanás y sus ángeles caídos, pero se llenará también de hombres.  Referencias: Mateo 25:41.

3. Gehena 

La Escritura se refiere al lago de fuego como “gehena” en varios lugares. La palabra gehena tiene su raíz en Hinom, un valle en las afueras del muro sur de Jerusalén. El sacrificio de niños se practicaba en este valle durante los necios días del reinado de Judas (Jeremías 7:31; 2 Reyes 23:10). Los cuerpos de criminales ejecutados eran lanzados allí y se prendía fuego para quemar los desperdicios. El infierno literalmente es el basurero de Dios.  Referencias: Jeremías 31:40.

4. Castigo eterno

El lago de fuego será un lugar de eterno tormento. Todos los hombres serán quebrantados; y no habrá confort de ninguna clase. Referencias: Apocalipsis 20:10; Salmo 2:9; Mateo 25:46.

5. La muerte segunda

En el momento del juicio final, el Hades (Seol en el Antiguo Testamento) será vaciado delante del trono de Dios y lanzado al lago de fuego. Así como la muerte fue el castigo por el pecado en la tierra, la muerte, en la forma de separación de Dios y castigo eterno, será el castigo dado al culpable en el juicio final. Esta es la muerte segunda.  Referencias: Apocalipsis 20:13-14.